• Los gestos olvidados
  • El final de la canción
  • Make it work
  • Tenemos derecho a jugar
  • Techos
  • Te echo de menos
  • Le phare du Four
  • Hug
  • Es necesario
  • La rugosidad de las piedras
  • Un paciente en disminución
  • Viaje de ida (IV) - Caja de folios con recuerdos
  • Viaje de ida (III) - El canto de los vencejos
  • Viaje de ida (II) - El cajón de los incendios
  • Viaje de ida (I) - La habitación de las cosas
  • Siete minutos de silencio llenos de vida
  • Como los demás creen que uno es
  • Saber leer
  • Señor Lápiz
  • ¿Para qué quiero este dedo?
  • Milo tiene ganas de volar
  • Children of God
  • Milo tiene ganas de pasear
  • Diente de león
  • Las hermanas Bunner, Edith Wharton
  • Beautiful thing
  • Volver
  • Echar a volar

15.6.12

Viaje de ida (I) - La habitación de las cosas

15 de junio de 2012


Se acerca el momento y hay que tenerlo todo preparado. La habitación no es grande pero en ella caben muchas cosas. Hay un armario con dos cajones, una estantería junto a la puerta, una estantería junto al radiador, una estantería junto a la mesita, la mesita, una mesa grande, un escritorio, un zapatero y una cama. Dicho así no parece mucho pero todas y cada una de estas cosas contienen cosas que, en ocasiones, contienen otras cosas que contienen cosas. La habitación está, como si se tratara de un parque de atracciones, dividida en nueve zonas más o menos bien delimitadas. La zona de trabajo, la zona de descanso, la zona donde voy dejando todos los trastos, la zona de los libros de lectura que no leo, la de los libros y apuntes que uso, la zona de la ropa, la de (principalmente) los zapatos, la de las cosas pequeñas y la de "otras cosas". Es el momento de sentarse donde estoy ahora a mirar y a pensar que todo lo que tengo lo tengo que revisar para decidir qué guardo y de qué cosas me deshago. No me puedo llevar todo porque llevarse todo sería casi como no irse.



Death cab for cutie - A lack of color
This is fact not fiction for the first time in years.

0 comentarios:

Dí lo que piensas...

 
Maldita bonhomía Copyright © 2011 | Tema Diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger