• Los gestos olvidados
  • El final de la canción
  • Make it work
  • Tenemos derecho a jugar
  • Techos
  • Te echo de menos
  • Le phare du Four
  • Hug
  • Es necesario
  • La rugosidad de las piedras
  • Un paciente en disminución
  • Viaje de ida (IV) - Caja de folios con recuerdos
  • Viaje de ida (III) - El canto de los vencejos
  • Viaje de ida (II) - El cajón de los incendios
  • Viaje de ida (I) - La habitación de las cosas
  • Siete minutos de silencio llenos de vida
  • Como los demás creen que uno es
  • Saber leer
  • Señor Lápiz
  • ¿Para qué quiero este dedo?
  • Milo tiene ganas de volar
  • Children of God
  • Milo tiene ganas de pasear
  • Diente de león
  • Las hermanas Bunner, Edith Wharton
  • Beautiful thing
  • Volver
  • Echar a volar

25.6.12

Un paciente en disminución

25 de junio de 2012

Esto de los recortes está pasando. Si no lo ha dicho ya La Razón, lo hará en los próximos años. Y si no al tiempo... El problema es que lo están haciendo formalmente, poco a poco y con nuestro consentimiento, y así no hay manera de darse cuenta ni, mucho menos, de estar en desacuerdo. En breve podríamos recibir una circular en nuestra casa, convenientemente sellada, adecuadamente dirigida al estimado cliente y firmada por el propietario electo, solicitándonos ayuda para el traslado paulatino (ladrillo a ladrillo, pupitre a pupitre, desfibrilador a desfibrilador) de los edificios públicos a descampados vallados y tecnovigilados, y llamaríamos felices a nuestros padres o hijos, a los amigos que se preocupan por nosotros, para darles la buena noticia, como si de verdad tuviéramos trabajo, como si nuestros políticos realmente se preocuparan de nosotros.



El señor Ga había sido tan asiduo, tan dócil y prolongado paciente del doctor Terapéutica que ahora ya era sólo un pie. Extirpados sucesivamente los dientes, las amígdalas, el estómago, un riñón, un pulmón, el bazo, el colon, ahora llegaba el valet del señor Ga a llamar al doctor Terapéutica para que atendiera el pie del señor Ga, que lo mandaba llamar.

El doctor Terapéutica examinó detenidamente el pie y “meneando con grave modo” la cabeza resolvió:


-Hay demasiado pie, con razón se siente mal: le trazaré el corte necesario, a un cirujano.

Macedonio Fernández, Un paciente en disminución

1 comentarios:

Abrujandra

Un genio absoluto, uno de mis preferidos.

Dí lo que piensas...

 
Maldita bonhomía Copyright © 2011 | Tema Diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger